CMTOOL: Gestión de Competencias

CMTOOL (Competence Management Tool) es un proyecto desarrollado para el centro de Control de Operaciones de la Agencia Espacial Europea (ESA-ESOC), como proyecto piloto dentro de una iniciativa interna de la ESA en Gestión del Conocimiento, para obtener una visión instantánea del nivel de las competencias de los empleados en la organización de manera que puedan establecerse los mecanis planes de formación necesarios para las futuros proyectos, programas y misiones de la Agencia.

Proyecto CMTOOL

La herramienta implementa un proceso completo de gestión de competencias. Se parte de la definición de las competencias o habilidades usadas internamente, y se recopilan y revisan los niveles de experiencia que cada empleado tiene en aquellas que son relevantes para los proyectos en los que participa. Los pasos son los siguientes:

  • Se define una estructura de competencias, basada en una taxanomía de tres niveles: Dominios, Áreas y Campos de Conocimiento.
  • Cada una de las unidades organizativas (departamentos, secciones, etc.) establece qué competencias necesita cada role desempeñado, y con qué nivel de experiencia. También establece requerimientos de cobertura, es decir, el número de expertos en una determinada materia que se necesita para llevar a cabo los proyectos dentro de esa unidad.
  • Posteriormente cada empleado declara el nivel que posee en cada una de las competencias relevantes a los perfiles (roles) que desempeña en su organización. Adicionalmente, puede declarar poseer otras competencias, obtenidas en proyectos o puestos anteriores.
  • Cada responsable revisa y aprueba las competencias declaradas, pudiendo obtener diferentes resúmenes de la situación actual.
  • Finalmente el sistema le proporciona a los managers una serie de informes con diferentes perspectivas sobre la diferencia (gap) entre el estado actual y el requerido, permitiendo tomar las decisiones y llevar las acciones oportunas.

Con esta herramienta se ha conseguido refinar un proceso general de Gestión de Competencias, descubriendo las implicaciones que dicho proceso tiene a nivel organizativo, y respondiendo a las incógnitas habituales sobre cual es el camino más seguro para implantar un proceso de estas características, que permita a medio plazo adquirir, mantener y compartir la experiencia acumulada por los profesionales de la Agencia.

En general, el sistema ha proporcionado los siguientes beneficios:

  • El desarrollo rápido y económico de una herramienta con la que analizar las diferentes perspectivas y necesidades de todos los actores del proceso.
  • Automatizar el proceso de recopilación del estado actual de las competencias y de generación de informes, haciéndolo más transparente y eficiente.
  • Un conjunto de lecciones aprendidas, documentos técnicos y recomendaciones para la evolución del proceso hacia nuevas prestaciones y servicios para otros centros.